Quizá como yo, has planeado pasar más tiempo con tu blog.

Has planeado ya de qué hablar, quizá decoración, scrapbooking, tecnología, psicología o algo que te apasione, quizá tu profesión. Pero no has empezado todavía.

¿Por qué? La lista que puede retenerte es larga: no tienes el tiempo, el dinero, la preparación  la confianza y más cosas que piensas que se necesita para un blog de calidad.

Es hora de enfrentarse a esa lista. Yo incluido.

Casi todos los blogueros que conoces, incluso aquellos que tienen millones de visitas y ganan dinero con sus blogs, han pasado por ésta misma etapa. 

Esta es una lista de excusas que todos hemos puesto, y quizá tu tenga, pero que los blogueros de éxito no ponen. Espero al final pienses diferente respecto a ese proyecto que tienes ahí detenido.

A la gente no le interesan mis opiniones

Olvidamos muchas veces, gracias al SEO y demás cosas, que la tarea esencial de un blog es mostrar la esencia de las personas, lo que piensan, dicen y hacen. Eso causa muchas reticencias, a todos, pero es lo que nos hace distintos.

Hasta el bloguero más exitoso que conoces, se ha sentido nervioso por darle clic a publicar cuando expresa sus opiniones.

De todos modos, si a nadie le gusta tu artículo, no pierdes nada, y si gusta, ganarás un lector, comentario o suscriptor que no tenías.

Un consejo: sé siempre tu mismo y escribe de forma sencilla.

No tengo nada nuevo que aportar

¿Para qué abrir otro blog de lo mismo, si ya hay cientos? Eso lo he pensado yo y lo hemos pensado todos en algún momento, pero es mentira.

Nadie ha leído los libros que tu has leído, ni vivido lo que tu, ni tampoco ven el mundo como tu lo ves, mucho menos los gustos que tu tienes, eres distinto o distinta, y el blog eres tu. 

Cada un tiene su voz, tono y formas de explicar las cosas, quizá ese sea el ingrediente del éxito que buscas.

Todo el mundo ya escribe sobre lo que quiero hablar

 

Tienes una idea, y la buscas en Google… ¡Cientos de blogs hablan de lo mismo!

No pienses que eso es negativo: si hay muchos blogs que hablan de lo mismo, es porque muchas personas buscan sobre ese tema. 

Busca la forma de darle tu toque personal, distinto y diferente al mismo tema, no tengas miedo, la clave siempre es que el blog eres tu, y no hay nadie como tu.

No tengo tiempo para escribir

Piensa en el bloguero más famoso o exitoso que conozcas… tiene el día tan ocupado como el tuyo y saca los artículos, ¿por qué tu y yo no podemos?

No todos tienen el tiempo ilimitado ni dedican todo el día a sus blogs, tampoco lo necesitamos ni tu ni yo.

La mejor forma es: aprovecha los tiempos libres y haz notas en tu móvil o libreta, y haz un calendario INAMOVIBLE para publicar, dos, tres o una vez a la semana.

No sé por dónde empezar

Ésto me funciona mucho a mi: cuando me agobio por pensar en todas las tareas pendientes, penando que no tendré tiempo, me funciona mucho anotarlas, así sean solo cinco cosas. Haz lo mismo.

Y comienza por donde mejor te sientas: si no tienes ganas de configurar el theme, escribe la página ‘sobre mi’, o un artículo, o haz otra tarea.

Hazlas poco a poco, si vas comenzando, tienes poca audiencia y nadie notará que estás en obras, y tampoco le importará a nadie, al contrario.

Voy a fallar, seguro

Decía Bilbo Bolsón que el viaje más largo comienza siempre con el primer paso. Y eso que él viajó desde la Comarca hasta Erebor, con orcos, trasgos y guerras por el camino, y lo logró, sin saber pelear ni manejar armas.

Si comienzas, tienes 50% de probabilidades de tener éxito, si no lo haces, tienes 100% de fracasar y quedarte con el hubiera. ¿Cuál prefieres?

Me hacen falta conocimientos

Estás, literalmente, ante millones de blogs, libros, seminarios, cursos, guías para aprender todo lo que quieras: cómo crear un blog, gestionar redes sociales, SEO, etc.

El problema es que, como todo en la vida, no sabrás si tienes la preparación suficiente hasta que no pongas en marcha tu blog, esa es la prueba de fuego. Es como aprender a nadar, y jamás quitarte los manguitos.

No tengas miedo a hacer cosas feas al inicio, mejorarás mucho y muy rápidamente… si lo he hecho yo, tu seguramente.

No tengo buenas ideas

Es la excusa más socorrida. Todos tenemos ideas, lo que pasa es que las ideas ‘vienen’ de repente. Michael Jackson cuenta que escribió Billie Jean cuando iba de paseo en su coche, y es su canción más icónica.

Usa tu móvil para anotar las ideas cuando surjan, no ‘fuerces’ el momento, porque es cuando menos ideas surgen.

Hasta los blogueros más exitosos se enfrentan a éstos demonios, y lo hacen a diario. No dejes que ninguna de éstas excusas te detenga ni te haga vacilar en tu proyecto, lánzalo y lánzate tu con él a la piscina.

Paso por la misma etapa que tu, y he decidido lanzarme. No tengamos miedo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *