¿Cuánto tiempo inviertes en tu blog? ¿Cuánto de ese tiempo es realmente productivo, enfocado a cumplir tus objetivos?

Cuando escuchamos hablar de productividad, optimización del tiempo o del trabajo, personalmente me digo a mi mismo: ‘No manches, eso ya lo sé’ (soy mexicano, aunque a mí mismo se me olvide).

Así que ésta semana me di a la tarea de analizar en qué pierdo tiempo, no hablo de procrastinar, el eufemismo moderno a la pérdida de tiempo, o la desidia, hablo de labores propias del blogging, pero que no nos acercan a los objetivos de los blogs propiamente dichos: atraer audiencia, crear comunidad, vender, obtener comentarios, etc.

Analicé mis propias tareas improductivas, junto con las que he visto en otros blogueros, y aquí están esas labores:

#1 Las redes sociales

Sí, son importantes para obtener autoridad, audiencia y visibilidad, incluso posicionamiento, ¿pero si acabo de comenzar cómo demonios hago? ¿con quién converso?

Creemos que es clave para los blogs, pero no es así: la clave es el blog, debemos atraer lectores a nuestro blog, con buenos contenidos, y la gente compartirá dichos artículos y la gente vendrá a nuestros blogs y redes sociales.

Centrémonos en el blog, es la clave y pilar de nuestra marca.

#2 El SEO

Que si Yoast, que si All in One SEO Pack, etc.

Que si dicha palabra clave no tiene tráfico, o no tiene densidad en mis artículos.

Olvidémonos del SEO.

Si hiper optimizamos demasiado sin contenidos que aporten algo al lector, Google tarde o temprano lo sabrá y nos pasará la factura, así que olvídate.

Escribamos sin pensar en el SEO, sino en enamorar a tus lectores o clientes, pensando en qué aportarles, conecta con ellos. 

Ya habrá tiempo para el SEO.

#3 Escribir mucho, incluso a diario

Veo a muchos blogueros, muchos son eminencias, que escriben artículos diariamente, recomendar a los nuevos a hacer lo mismo para aumentar tu visibilidad.

Pero si acabas de comenzar, aunque escribas 10 artículos al día, nadie te leerá, y Google te ignorará igualmente los primeros meses (algunos dicen que 3).

Lo mejor es ir obteniendo visibilidad y enlaces en donde ya hay visibilidad y enlaces: escribir en blogs ajenos como invitado, y ser inteligente y sacar ventaja de ello, y claro, promocionar tus artículos en otros blogs, comentando, aportando, en redes sociales.

#4 Probar themes y plugins

Soy amante de los themes y plugins, he usado muchísimos, de hecho en mi primer blog ajeno (wordpress.org), en los siete años llegue a usar 100 themes porque jamás encontré uno que me gustara, y como no soy desarrollador, no sé programar themes de WordPress.

He perdido muchísimo, y sigo haciéndolo, probando plugins, themes, comparando, intentando hacer ésto o aquello, en vez de ponerme a escribir, promocionar mi blog, y claro, eso ahuyentó la audiencia y mis ganas de seguir en el blog.

Te recomiendo hacer tu lista de plugins, elegir un theme útil, legible, responsivo, y olvidarte al menos por seis meses, y luego intentas un rediseño. Prueba plugins, pero sólo los que gente reputada recomiende, poco a poco iré aportando algunos muy interesantes.

#5 Lectura de otros blogs

No me malentiendas, no opino como los que recomiendan no leer blogs, ya que ellos mismos pretenden que les leamos. No.

Me pondré de nuevo como mal ejemplo: en mi Digg Reader, incluso desde Google Reader hasta 400 blogs por leer. Cada día tenía 600-1000 artículos por leer… bueno, “leer”. Me pasaba mucho tiempo sencillamente ojeando los artículos, y perdía dos cosas: el tiempo, porque aunque no parezca, ojear 1000 artículos diarios lleva su tiempo, y por otro lado, me hacía tonto, porque tantísima información leída deprisa, es no leerla.

Decidí limitar el número de blogs que sigo y el tiempo que dedico a trastear por Digg Reader. Haz lo mismo: no dejes que tu Feedly, Digg Reader o lo que sea que uses, te absorba tu tiempo, contrólate. 

¿Qué tarea de tu blog crees que te aleja del objetivo del mismo blog? ¿Has caído en éstos mismos errores que yo?

1 comentario en “5 tareas del blogging que te hacen perder el tiempo”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *